“El baloncesto-valorcesto como escuela de vida”

Esta temporada, 2019-2020, la iniciamos con la novedad principal del cambio de sede de juego, dejando el colegio Al Andalus e instalándonos en el CEIP Mirasierra, en el que nos hemos sentido muy bien acogidos y mejor tratados.

Allá por la primera semana de septiembre dábamos inicio a la pretemporada contando con el mismo entrenador, con nuevo ayudante y con más de media plantilla por conformar, si bien, ya desde los primeros entrenamientos se palpaba una creciente ilusión. Semana a semana fuimos incorporando efectivos hasta disponer de un grupo de 10 pequeños jugadores (junto con “nuestro” baby), la mitad de tercero y la otra de cuarto, en los que ya se adivinaba que las ganas de aprender y de divertirse formarían parte del ADN del equipo, como dejaron patente en los amistosos disputados.

CORDOBASKET PREMINI TEMPORADA 2019-2020 TELEPLACA RENOVABLES

Sin solución de continuidad, nos vimos encuadrados en el grupo B (Sierra) de la competición provincial especial, en la modalidad de ValorCesto, de la Delegación Cordobesa de la FAB (Federación Andaluza de Baloncesto). Un grupo compuesto por equipos masculinos y femeninos.

El calendario quiso que nuestro debut fuese en casa, jugando el primer partido en el CEIP Mirasierra contra el equipo femenino de UCBVilla de Frigiliana, allá por el 11 de noviembre.

Encuentro muy divertido y disputado en el que

primó, como en todo comienzo, mucha ilusión, no pocos nervios, muchas ganas de hacerlo bien, pese a que apenas se conocían y que llevaban muy poco tiempo jugando juntos y, sobre todo, las primeras pinceladas de ValorCesto.

Con el paso de los meses en cada entrenamiento, aunque no todos los que hubiéramos deseado, y en cada partido nos íbamos conociendo un poquito más y conformando, paso a paso, nuestra identidad como grupo y equipo. En algunos partidos ya se podían apreciar detalles del proceso de enseñanza -aprendizaje aplicados a situaciones reales de juego, con mejoras visibles a nivel físico, técnico y en la de toma de decisiones.

Obligada y especial mención, por la repercusión a nivel personal y deportivo que han tenido las vivencias experimentadas por nuestros pequeños, ha sido la participación en nuestro torneo BabyCraks Andalucía 2020. Gracias a nuestros socios, patrocinadores y colaboradores, padres y madres y personas voluntarias del Club, hemos podido disfrutar, otro año más, de nuestro BabyCraks Andalucía 2020, formar jugando (BabyCracks 2020). Sin duda, uno de los mejores torneos de la categoría a nivel andaluz y cita obligada, en el puente de Andalucía (28, 29 de febrero y 1 de marzo), para los mejores clubes de cantera de nuestra Comunidad. Allí aprendimos, entre otras cosas, a disfrutar de los buenos momentos con los amigos y compañeros de otros equipos, vivimos la competición real de forma natural con el valorcesto como eje transversal, aprendimos a competir y a ser humildes en las victorias y sentirnos orgullosos en la derrota.

Con el transcurso del tiempo hemos podido evidenciar la evolución, en lo deportivo y en lo humano, de nuestros pequeños y como gracias a su compromiso, trabajo y esfuerzo diarios han sido capaces de ir mejorando tanto en entrenamientos como en partidos, así como en los estudios. Lástima que no hayamos podido disfrutar de una temporada completa y normal.

Ilusionar, motivar, enseñar y entrenar era y ha sido el lema y la seña de identidad que nos ha permitido ilusionarnos con este gran deporte, motivarnos a ser mejores personas y deportistas, enseñar y aprender los valores propios del baloncesto (honestidad, solidaridad, responsabilidad, esfuerzo, compromiso, etc) y contribuir a ir entrenando cuerpo y mente para su vida futura. El baloncesto-valorcesto como escuela de vida.

Por Alfonso Padilla.