Tras acordar la rescisión de su contrato, el jugador de origen nigeriano regresa a Estados Unidos sin haber mostrado las posibilidades de su potencial físico 

Llegó procedente del Aceitunas Fragata CB Morón de la Frontera de LEB Plata para aportar centímetros y músculo en la pintura, algo de lo que carece la actual plantilla del Muser Auto. Sus números no eran buenos, pero sí que era lo que estaba buscando Jesús Lázaro, presencia e intimidación cerca del aro, tras la prematura marcha de Carlton Allen. 2,08 metros y mucho músculo su tarjeta de presentación. Parecía que el Muser Auto había encontrado un center puro, un cinco nato, algo de lo que ha adolecido en su corta etapa en Liga EBA. Parecía que sí… pero no.

Algunos problemas físicos, falta de adaptación al clima, cierta inseguridad con el balón… no le han ayudado a Tobe a ofrecer su mejor versión. En los 7 partidos de fase regular su aportación fue muy tibia, 26’, 5,6 puntos, 7,3 rebotes y una valoración de +7,4. La marcha de Kaison Randolph al finalizar esta fase le abría a Tobe la posibilidad de asumir el protagonismo que había acaparado el tirador norteamericano, y en torno a ello cambió la propuesta del equipo. Parecía que iba a ser su oportunidad… pero tampoco. Sus dolencias por lesión o enfermedad le han impedido mostrar su mejor versión, y apenas ha podido ayudar al equipo en los primeros partidos de la Fase de Permanencia: 19’11 minutos de media, 4,3 puntos, 3,3 rebotes y +2,7 de valoración… demasiado poco, frustrando las expectativas que estaban depositadas en él.

Dirección técnica del equipo, directiva, representante del jugador y el propio Tobe han acordado que lo mejor para todos es su vuelta a casa para que abra una nueva etapa de preparación para la próxima temporada deportiva, en la que consiga tener la motivación suficiente para entrenar duro y sacar rendimiento a su imponente físico. Desde aquí le deseamos a Tobe la mayor de las suertes para el futuro.

Al mismo tiempo, esta salida incrementa, en forma de minutos de juego, las posibilidades para los jóvenes jugadores interiores del Muser Auto. A la tripleta Ángel López, Joselito Gutiérrez y José Antonio Moreno, se ha sumado recientemente el joven Eduardo Salcines, y también empezarán a entrenar con el equipo EBA los interiores del equipo júnior Colegio Almedina, que se van a unir a los jugadores exteriores como Mario Serrano o Sergi Rodríguez, que ya disputan minutos de calidad con el primer equipo. La apuesta porque el talento joven y cordobés sea el que calibre el nivel deportivo del equipo en EBA es decidida. 6 partidos por delante a disposición de una plantilla íntegramente local.