El conjunto cordobés se enfrenta a uno de los rivales de la parte alta de la clasificación con la necesidad de sumar un triunfo que le reenganche a los puestos de promoción

 

El Muser Auto cerrará mañana, con su partido a partir de las 20.30 horas frente al DKV San Fernando en tierras gaditanas (Pabellón Almirante Laulhé), la jornada en este grupo DB de la Liga EBA, con lo que irá conociendo de antemano lo que van haciendo sus rivales directos, si bien uno de ellos es el propio anfitrión de San Fernando, que lo recibe con la idea de distanciarse algo del apretado grupo intermedio que existe actualmente en la tabla.

 

El objetivo del conjunto cordobés es precisamente el contrario: apretar aún más la clasificación, vencer al equipo isleño y darle caza en la parte alta de la tabla donde se sitúan (son cuartos con un balance de 9 victorias y 6 derrotas; mientras que el Muser Auto es séptimo con 8 ganados y 7 perdidos). El combinado que dirige Jesús Lázaro tiene la necesidad de sumar un triunfo que le reenganche a los puestos de promoción.

 

Los pupilos de Juan Luis Esteban no lo pondrán fácil y, aunque la empresa es difícil, tampoco es imposible: el DKV San Fernando ha disputado hasta el momento 7 partidos en su cancha y 3 se han saldado con victoria visitante (Enerdrink Algeciras, Oh!Tels ULB y CB Utrera). Para optar a ese ansiado triunfo, el plantel califal pondrá en liza todas las armas y recursos que tiene a su disposición y tendrán que mejorar algo más las prestaciones mostradas ante el Alba IBS CB Utrera, que inflingió a los califales una dolorosa derrota la pasada semana en Vista Alegre.

En general, todos los jugadores del Muser Auto están concienciados de que será un choque muy disputado, tal y como demuestran las estadísticas acumuladas de ambas escuadras (el DKV San Fernando firma porcentajes de acierto en tiros de dos, tres y tiros libres del 50%, 30% y 67% respectivamente frente a los 46%, 32%, 64% del Muser Auto) y un balance ofensivo-defensivo muy igualado (el conjunto gaditano alcanza los 1.104 puntos anotados y 1.074 recibidos hasta ahora, por 1.155 logrados y 1.134 permitidos del cuadro cordobés).

 

Por todo ello, la plantilla de Jesús Lázaro y su staff técnico tendrá que esforzarse todo lo que pueda y más para tener opciones ante el conjunto de la Bahía de Cádiz, un rival que acumula ya su octava temporada consecutiva en Liga EBA y que venía cimentando sus victorias en intensas defensas, aunque, revisados los datos, ha sacrificado parte de esa defensa por ir progresivamente incrementando su potencial anotador, con lo que ahora es peligroso en todas las facetas del juego.

 

Los hombres de Lázaro tendrán que sobreponerse a las adversidades que, por desgracia, están siendo una tónica constante en lo que llevamos de temporada y mucho más continuos de lo deseado. De hecho, el técnico cordobés lamenta los problemas para entrenar que han tenido, de nuevo, esta semana, y que se ejemplifican en la figura de Ricky Caballero, que ha necesitado ingreso hospitalario y su recuperación para el choque de mañana se antoja muy complicada.

 

“Necesitamos la máxima concentración y un juego rápido y fluido para poder doblegar al DKV San Fernando. Se trata de un contrincante muy fuerte y experimentado al que debemos intentar reducir su potencial con una actuación que debe rayar la perfección”, comenta Jesús Lázaro sobre el partido de mañana.

 

En resumen, y volviendo al plano puramente deportivo, como añade el propio Lázaro, “mucho respeto ante el partido contra el DKV San Fernando, equipo con un gran sentido de juego colectivo y mucho oficio”. Por tanto, se trata de un duelo atractivo en el que deseamos que la balanza se incline del lado de los cordobeses. A buen seguro, mañana todos los esfuerzos serán pocos para lograr una victoria que permitiría al Muser Auto volver a mirar hacia arriba en esta Liga EBA 2018-2019.